-----Magazine Dental

 




15/12/2016
OPERACIÓN TOPOLINO: LA ESTAFA DE LAS CADENAS LOW COST.
Tras millonario fraude, el modelo de franquicias odontológicas se resquebraja en Europa.

Tras los resonantes casos de VITALDENT, primero, y FUNNYDENT, después, las irregularidades observadas en el sector de la odontología obligan a revisar en EUROPA el modelo de franquicias para garantizar los derechos de los clientes. Exponemos aquí el flagrante caso de la cadena odontológica VITALDENT, que escandaliza a toda ESPAÑA y trasciende a gran parte de EUROPA.

La detención del dueño y 12 directivos de la cadena de clínicas VITALDENT por fraude fiscal y blanqueo de capitales ha puesto de manifiesto la opacidad y los riesgos del modelo de prestación de servicios odontológicos que ha representado la irrupción del sistema de franquicias. La detención se produce mientras otra cadena odontológica, FUNNYDENT, cerrara sus 9 clínicas dentales dejando en la estacada a cientos de clientes que habían adelantado el dinero de sus tratamientos, en muchos casos mediante financiación bancaria.

Con una facturación de 500 millones de euros anuales y más de 4.000 empleados en ESPAÑA, la mitad odontólogos, la expansión de la cadena Vitaldent ha sido fulgurante. En 25 años ha abierto más de 450 clínicas en varios países. En ESPAÑA posee 133 negocios propios y 231 franquicias, a las que —según la investigación de la FISCALÍA ANTICORRUPCIÓN— exigía adelantos de dinero en metálico que gestionaba a través de una contabilidad B (dinero negro) y cuentas bancarias en SUIZA y LUXEMBURGO.

Lo ocurrido es un ejemplo de la fagocitación de un servicio sanitario por intereses cortoplacistas aprovechando la existencia de una necesidad social muy extendida y escasamente cubierta por la sanidad pública. 


La policía en las clínicas VITALDENT. Odontológos damnificados expresan un comunicado. La portavoz de la empresa, ANA CASPITEGUI habla con la prensa.

El modelo de negocio que ha permitido la expansión de estas cadenas se sustenta en la precariedad y bajas remuneraciones de los profesionales y en la implantación de un sistema de financiación que permite a los clientes con pocos recursos acceder a créditos al consumo vehiculados por las propias clínicas. Con este sistema, los clientes podían pagar a plazos y en algunos casos obtener descuentos a cambio de adelantar la totalidad del coste.

Ante las graves irregularidades observadas, es preciso revisar la regulación y el funcionamiento del sector para garantizar que los derechos de los clientes no se vean afectados por las irregularidades de una gestión desalmada.

La caída de estas cadenas low cost no ha sorprendido a los odontólogos, que llevan años denunciando los peligros de la liberalización del mercado en el sector y la “negligente” actitud de la Administración al no poner coto a la burbuja de las franquicias. En CATALUÑA, el COLEGIO DE ODONTÓLOGOS Y ESTOMATÓLOGOS (COEC) registró 500 reclamaciones de pacientes en 2015, el 80% contra este tipo de cadenas.



JAVIER MAREQUE, ANTONI GÓMEZ y ANTONI CORMIN, todos de entidades sanitarias.

Los odontólogos lo veían venir y alertan de que “éstas no serán las últimas firmas que caigan”. El COEC, que es el organismo que centraliza la mayor parte de las quejas, ha detectado en CATALUÑA un incremento anual del 20% en reclamaciones de pacientes. “La mayoría son por desacuerdos económicos. Les han hecho un tratamiento, no les ha ido bien y piden que les devuelvan el dinero”, señala el presidente del COEC, ANTONI GÒMEZ. 

Sin embargo, frente al incremento de quejas que registró el COEC, el DEPARTAMENTO DE SALUD, encargado de expedir las autorizaciones de actividad a las clínicas dentales, sostiene que “las denuncias de particulares han descendido” en los dos últimos años, aunque no facilita su cifra exacta. Y la AGENCIA CATALANA DEL CONSUMO asegura haber recibido unas 300 reclamaciones entre 2012 y 2016.

Estas cadenas dentales emplean los bajos precios de gancho para captar clientes —200 euros por un implante— y, una vez dentro del circuito, los dependientes aconsejan tratamientos complementarios, a veces innecesarios, que inflan el precio final, según los dentistas. “No son casos excepcionales. Ya teníamos antecedentes como los de ORALDENT o DENTALINE. La salud no puede ser low cost y no puede prevalecer el modelo empresarial sobre el sanitario”, apunta GÓMEZ.

El Dr. JAVIER MAREQUE, presidente de la SOCIEDAD CATALANA DE CIRUG{IA MAXILOFACIAL ORAL de la ACADEMIA DE CIENCIAS MÉDICAS, es tajante: “La mitad de mi trabajo es rehacer los tratamientos que han hecho estos mal”. 

Los profesionales lamentan que “cualquiera pueda abrir una clínica dental”. No hace falta ser odontólogo para poner en marcha un negocio de salud oral. Además, pese a que la legislación obliga a tener una autorización del DEPARTAMENTO DE SALUD, el COEC asegura que muchas clínicas abren sus puertas sin tener el certificado. Es el caso de FUNNYDENT, que comenzó a funcionar sin el permiso y no fue hasta que el COEC se enteró y lo puso en conocimiento de Salud, que la empresa no solicitó la autorización. 

La operación policial que destapó la trama delictiva pilló a la empresa en plena tramitación de la licencia. Para combatir los centros no autorizados, SALUD asegura que vigila los negocios “contrastando denuncias y quejas ciudadanas, valorando incidentes no deseables de los que es conocedor, coordinando actuaciones con los diferentes colegios profesionales y a través de la búsqueda activa de publicidad de los centros sanitarios”. 

Sin embargo, los odontólogos aseguran que la actitud de los gobiernos ha sido “negligente” y “ahora se les ha ido de las manos”. “Es necesario regular el sector. La Administración tiene que intervenir para asegurar la calidad y la salud oral de los pacientes”, apunta MAREQUE.

El consejero de SALUD, ANTONI COMIN reconoció que “con los mecanismos vigentes, esto no se podía evitar”. SALUD y el COEC trabajan en un protocolo para vincular la licencia municipal de actividad a la autorización sanitaria, de forma que no se expida la primera sin disponer del permiso de SALUD.

Los expertos recuerdan que estos casos “son los primeros de muchos que tienen que salir”. 

El modelo de las clínicas de falso low cost, sostiene MAREQUE, “ha roto el lazo médico-paciente porque se trata a los pacientes como clientes”. Además de la dudosa calidad de algunos productos, en un mismo tratamiento, los pacientes pasan por muchas manos diferentes porque en estas clínicas hay una rotación de profesionales muy elevada. 

Los odontólogos no conocen al paciente y no han seguido su caso, por lo que son más vulnerables a la hora de tomar decisiones en caso de surgir problemas. “Este modelo de negocio está jugando con la salud oral de la gente”, sentencia GÓMEZ.



ERNESTO COLMAN, del apogeo en la clìnica, el lujo y la caída.

EL HOMBRE QUE DIBUJABA SONRISAS.

El hombre que está detrás del éxito mundial —y ahora también del estrepitoso fracaso— de las clínicas VITALDENT se llama ERNESTO COLMAN (MONTEVIDEO, 1961).

Este protésico dental de origen uruguayo aterrizó en ESPAÑA en 1989. Tenía 28 años y huía de la hiperinflación argentina, país en el que residía desde su adolescencia. A su llegada fundó su primera clínica dental en el barrio madrileño de CHAMBERI.

Pero cuando aterrizó en la capital de ESPAÑA tenía solo 1.000 dólares en el bolsillo, aunque venía dispuesto a pasar a la historia como “el hombre que dibujaba sonrisas”.

Al principio se instaló en la casa de unos amigos en MÓSTOLES, donde realizaba piezas dentales que luego vendía en otras clínicas. 

Al poco tiempo, y con el dinero ahorrado, inauguró la suya propia con la voluntad de abrirse camino en un país de bocas descuidas por la cobertura sanitaria. Sus claves eran popularizar los precios y hacer asequible el dentista a todos. Su filosofía: “El dentista a pie de calle”, siempre ubicado en lugares céntricos y concurridos.

EL ÈXITO DEL MAC DENTIST.

A los pocos años comenzó su expansión creando franquicias, y convirtiendo así su negocio en un caso único en el mundo. Hasta entonces, no existía en ningún otro país una cadena odontológica parecida. El éxito de su modelo empresarial despertó incluso el interés de la revista TIME, que lo bautizó como MAC DENTIST.

En 2007, Colman delegó sus funciones en el holandés GERT JAN PAULI quien tomó las riendas de VITALDENT para inaugurar una nueva etapa. En teoría, la empresa decidió frenar la expansión para centrarse en mejorar la gestión y la atención de los franquiciados, algunos de los cuales ahora le han denunciado por exigirles pagos irregulares de importantes cantidades de dinero. 

Con una fortuna oficial de 600 millones de euros, y un sueldo anual de 500 mil como administrador único de su empresa, el empresario uruguayo formó parte de la lista de principales fortunas en ESPAÑA. 

Tras su detención y el allanamiento en su propia casa, los investigadores dieron con una caja fuerte donde encontraron 400.000 euros y una colección de relojes de lujo, pero eso no era nada al lado de la fortuna que había llegado a amasar: más de 120 fincas urbanas y viviendas de lujo, un pueblo entero abandonado en el VALLE DE ARÁN, una empresa de alquiler de aeronaves, negocios de caballos pura sangre, 36 coches de alta gama. 

A lo largo de los años este protésico dental uruguayo construyó un imperio dental cimentado sobre grandes cantidades de dinero negro. Si algo caracteriza a COLMAN, un hombre hecho a sí mismo, es “su capacidad de persuasión, su don de gentes, su arrolladora inteligencia emocional”, aseguran fuentes del caso. Esa es la clave de su éxito, su encanto. 

“Se ganaba a la gente y cuando lograba su confianza les proponía los pagos en negro, por eso no son todas las clínicas las afectadas, algunos no entraron por el aro y denunciaron”, explican fuentes del caso. Los que sí lo hicieron se descontaban el IVA (21%) de esa parte de las ganancias y COLAMN se embolsaba el dinero directamente.

 



Uno de los abogados denunciantes en la televisión española. Una paciente damnificada. Representante de la FUNDACIÓN BOTÍN, que intenta recuperar la empresa lavando la cara de la misma.

EN VENTA PERO FLOJA DE PAPELES.

Justo cuando la marca, con 450 clínicas en ESPAÑA y EUROPA, iba a cumplir 25 años y COLMAN planeaba venderla con todos sus engaños dentro —según fuentes de la investigación—, los agentes de la BRIGADA CENTRAL DE BLANQUEO DE CAPITALES, la que ha destapado los principales casos de corrupción, hacían caer su lucrativo castillo de naipes empresarial, “antes de que sus marrones se los comieran otros”. COLMAN y su círculo de confianza estaban hundidos de la noche a la mañana.

De los 13 detenidos, la juez mandó a 6 a prisión. Se trata del propio Colman, de su mano derecha, el italiano BARTOLOMÉ CONTE, responsable de la expansión en ITALIA; de su abogado y testaferro NICOLÀS SISSINI, un argentino a cuyo nombre ponían las sociedades patrimoniales con las que lavaba el dinero. También ha ingresado en la cárcel la que comenzó siendo su secretaria, YOLANDA COPETE, y terminó como directora de la marca y como persona de su total y máxima confianza. Una especie de “chica para todo” de 37 años, según fuentes de la investigación. 

Por último, la jueza puso entre rejas a los hermanos JAVIER y OSCAR ARTEAGA, que comenzaron como franquiciados y terminaron copiando el modelo de COLAMN con 22 clínicas VITALDENT en su poder.

EXTRAÑOS DEFENSORES.

Un grupo de odontólogos de VITALDENT defendió su “profesionalidad” y la calidad de su servicio con una concentración convocada en una de las sedes de la cadena en MADRID. 

“Somos colegiados como el resto. Tenemos la misma formación”, sostienen. Y aseguran que VITALDENT les salvó de la crisis cuando peligraba la continuidad de su carrera profesional ante la imposibilidad de montar sus propias clínicas.

Las leoninas exigencias del canon que establecía en los contratos con los franquiciados llevaron a algunos a denunciarle: “En plena crisis, les terminó asfixiando”, aseguran fuentes de la investigación. Les cobraba el 10% de lo facturado. A los de sus propias clínicas, en cambio, una cantidad fija de 10.000 euros. Sus fieles se turnaban para recoger las remesas de dinero. Inicialmente lo almacenó en cajas de seguridad de bancos y, posteriormente, comenzó a enviarlo a HOLANDA, con facturaciones falsas en empresas de ese país donde la legislación fiscal es más laxa. Y desde allí a cuentas suizas y luxemburguesas. Llegó a obtener 17,5 millones de euros al año, que reinvertía en ESPAÑA mediante empresas patrimoniales y la adquisición de bienes inmuebles. Siempre con una perfecta sonrisa.



La presentadora cuestionada, PATRICIA BENTANCORT. Algunas de la clínicas VITALDENT. Una fotógrafa toma una imagen en pleno escándalo. FUNNYDENT otra cadena en problemas.

LA PRESENTADORA.

Uno de lo detenidos, el vicepresidente, BARTOLO CONTE, está casado con la presentadora de televisión PATRICIA BETANCORT. La conductora fue imagen publicitaria de la compañía en 6 ocasiones, según su página web oficial. Se vio salpicada por el escándalo en que está involucrado su marido y por su participación como carta de presentación de la cadena odontológica. 

Fuente: www.elpais.com


 

 
 


BUSCAR EN EL SITIO:


Ediciones Anteriores





























  USO DEL LENGUAJE.
El refrán dental.
  USO DEL LENGUAJE.
El refrán dental.
  USO DEL LENGUAJE.
El refrán dental.
  EL USO DEL LENGUAJE
El refrán dental.
© Copyright 2008- Magazine Dental | info@magazinedental.com