-----Magazine Dental

 



IZQ. A DER. Dr. Javier García Pellicer, (iDental), Dr- Enrique Llobell, (Colegio Oficial de Odontólogos de España); Dr. Zaera Le Gal (CEIO);TD Colman (Vitaldent) y Jorge Vázquez del progama SÁLVAME.

15/04/2017
iDENTAL: UN NUEVO SOSPECHOSO.
Sigue en caída la burbuja dental española de las cadenas ¨low cost¨ tras nuevos fraudes

El sector dental en España vivía un auténtico “boom” debido a la proliferación de franquicias y grandes cadenas de clínicas que captaban pacientes con precios bajos. Al mismo tiempo muchos colegios profesionales llevan tiempo advirtiendo de las consecuencias e inconvenientes que estas clinicas “low cost” suponen para la salud bucodental. A los hechos fraudulentos ocurridos con varias clínicas dentales como Vitaldent, Funnydent y CEIO en ese país, y que recordamos en esta nota, se suma ahora la clínica iDENTAL.

Detrás de la gestión de estas clínicas, habitualmente no hay un equipo de profesionales sanitarios, odontólogos o médicos o bien no son todos los suficientemente idóneos. Los propietarios suelen ser empresarios que ven en la odontología un medio para enriquecerse pero: ¿A qué precio? ¿A costa de la salud de los pacientes? ¿En desmedro de la profesión y las buenas prácticas? ¿Qué costos se reducen para obtener beneficios?

Lo que se ofrece a bajo precio, no siempre es rentable y en este caso el gran perjudicado es el paciente.

Normalmente en estas clínicas, los dentistas contratados tienen una corta relación laboral con las mismas, razón que repercute directamente de manera negativa en la relación de confianza que todo paciente desea con su dentista.

En una clínica tradicional, será siempre el mismo dentista quien vele por la salud bucodental del paciente, por lo que podrá establecer protocolos personalizados para los tratamientos, prevención de caries u otras patologías.

Otro de los inconvenientes que se ha visto en este modelo de negocio, es que el dentista no dispone de libertad para la elección de los materiales o medios con los que tratar a los pacientes, siendo normalmente estos los más económicos y no los mas apropiados. No debemos de olvidar que en estas franquicias prevalece el beneficio económico de la empresa sobre el prestigio del dentista y la satisfacción del paciente.

Los colegios profesionales están denunciando la publicidad engañosa de estas cadenas. Ofrecen precios de implantes muy atractivos pero, como suele pasar en estos casos, estos precios no están exentos de letra pequeña. Cuando se analiza en detalle el presupuesto, el precio inicial de la oferta no incluye el tratamiento completo.

El precio de esos implantes, que valen bastante menos que los de la clínica tradicional, se ve incrementado por conceptos como: “cirugía para la colocación del implante”, “revisión de la cirugía”, “colocación del la corona sobre el implante”... y generalmente el presupuesto es el mismo o superior al que le ofreció al paciente un dentista de “confianza”.

La formación continua del personal de la clínica y la experiencia, son valores que no siempre se encuentran en las clínicas dentales low cost, por la sencilla razón de que encarecen los servicios.

iDENTAL EN LA MIRA.

Posible nuevo caso de estafa en una clínica dental low-cost, se trata de las clínicas de iDental, que ofrecían tratamientos odontológicos a bajo costo, con el pretexto de que los pacientes con situaciones más vulnerables se pudieran acoger a supuestas ayudas para financiar el tratamiento. Unas ayudas dentales privadas que podían ser desde el 60% hasta el 100% del tratamiento. Después de que algunos consumidores denunciaran mala praxis, y que incluso en algunos casos el tratamiento no había llegado ni a empezar. Se presentaron reclamaciones tanto por presuntas negligencias médicas como también por diferentes irregularidades contractuales o de financiación en centros de Catalunya.

Esta clínicas utilizan una estrategia de publicidad agresiva y se dirigen básicamente a públicos en situación económica vulnerable que no se podrían permitir un tratamiento odontológico privado, ofreciéndoles financiar el tratamiento hasta los 100% dependiendo de la situación. La cadena de centros dentales dispone de un total de 26 clínicas en el estado Catalunya, concretamente en Barcelona, en Girona y en Tarragona.

También FACUA-Consumidores en Acción alertó que estas clínicas están ofreciendo tratamientos odontológicos de manera irregular, que en algunos casos ni siquiera llega a iniciar, con el reclamo de supuestas subvenciones a las cuales pueden acogerse los pacientes. Después de esta advertencia, también el Colegio de Odontología de Catalunya abrió una investigación para depurar responsabilidades si se detecta que finalmente ha habido irregularidades.

Según FACUA, algunos afectados aseguran que el tratamiento se pospone injustificablemente por parte de la empresa, mientras que otros revelan que en ningún momento llegan a recibir la asistencia contratada y que tampoco se les devolvió el dinero después de meses reclamando. La empresa, sin embargo, lo niega y asegura que sólo un 0,1% de sus clientes se han quejado del trato recibido por la empresa.

En 2014 arrancó el proyecto de iDental con su primer centro en Alicante. Un colosal edificio en el que se impartían cursos de posgrado para protésicos dentales y odontólogos, al tiempo que se les brindaba la oportunidad de hacer prácticas con pacientes reales. Inclusive, hasta hace un año también tenían habilitada la última planta con camas como residencia de estudiantes en prácticas.

Desde iDENTAL aseguran haber atendido ya más de 250.000 bocas. Sus centros cuentan con los últimos avances tecnológicos en cirugía oral avanzada, tienen sus propios laboratorios para la realización de prótesis y una media de 250 trabajadores. Su fundador, el Dr. Antonio Javier García Pellicer, bautizó el concepto como “asistencia dental social”, debido a sus ayudas económicas. Asegura que han realizado un gran aporte al bienestar social, tanto en el campo de la formación como en el terreno de la atención sanitaria, especialmente ayudando a los más desfavorecidos. De hecho, han firmado acuerdos de colaboración con entidades como la Fundación para el Secretariado Gitano, con Cáritas Diocesana y con Cruz Roja Española. Pero no todo parece tan auspicioso, hay varios aspectos que no terminan de convencer a muchos. 

Para empezar, es extraño que en la mayoría de las intervenciones de una clínica benéfica incluyan cirugía avanzada de última generación. Las dudas son muchas. 

¿Cómo logran precios tan baratos como para incluso regalar prótesis?, ¿de dónde salen esas subvenciones que siempre están a punto de agotarse?, ¿qué materiales emplean para sus trabajos?

HABLAN LOS EXPERTOS.

Los colegios oficiales de todo el país están alarmados ante el elevado número de reclamaciones que reciben. Los dentistas tradicionales incluso constituyen plataformas como Dentistas Unidos para defenderse de las macroclínicas dentales que les comen terreno. Según declaraciones de Óscar Castro, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Odontólogos, “el fenómeno de este tipo de empresas que no hablan de salud sino de implantes sí o sí es alarmante. Desde el primer día se interesan más por el presupuesto que por la diagnosis”.

A estas afirmaciones se suman las de Enrique Llobell, presidente Colegio Oficial de Odontólogos, apunta lo siguiente: “A día de hoy, el Ilustre Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia (ICOEV) ha recibido en un año 20 reclamaciones formales de pacientes de la clínica iDental de Valencia. Es la primera vez en la historia que una sola clínica congrega tal número de reclamaciones de pacientes en solo un año”.

En Valladolid, el colegio oficial de la provincia llegó a cerrar un centro a iDental porque las instalaciones carecían de licencia de apertura, pero además veían serias irregularidades en la publicidad de subvenciones de un millón de euros para atención dental.

En ocasiones no son solo los pacientes, sino incluso los trabajadores de los centros los que elevan sus quejas a los medios, a los colegios o a los tribunales.

CASO VITALDENT

Según Óscar Castro, “esta es otra forma poco ética y peligrosa de hacer intrusismo es la de protésicos dentales que fundan clínicas, poniendo al frente de las mismas a un odontólogo, pero con el fin de luego dedicarse ellos mismos a atender a los pacientes. Aquí la barbaridad es doble, porque para abrir una clínica dental es preciso que el 51% de los socios sean odontólogos colegiados, y porque las bocas de los pacientes solo pueden ser intervenidas por médicos odontólogos, no por protésicos, excepto cuando sea estrictamente necesario y solo para realizar mediciones o ajustes en las prótesis dentales”, añadiò.

Vitaldent fue fundada por el protésico uruguayo Ernesto Colman en los años 90. A partir de un primer establecimiento en Madrid, esta franquicia llegó a superar las 450 clínicas entre España e Italia. De ellas, 80 son propiedad del grupo Vitaldent y el resto franquicias. 

El modelo empresarial fue pionero en el concepto de “salud dental para todos los bolsillos” y funcionó gracias a la idea de ofrecer un buen descuento solo cuando, tras una primera revisión y un presupuesto gratuitos, el paciente aceptara un arreglo integral de su boca.

El escándalo en este caso saltó porque responsables de varias franquicias denunciaron que el grupo les exigía cobrar los tratamientos en metálico para poder pagar “en negro” la comisión de un 10%, ese dinero negro emigraba a paraísos fiscales y luego ingresaba a España para ser blanqueado mediante la compra de bienes muebles. Tras la denuncia y comprobarse la estafa, se produjo la detención de Ernesto Colman y la cúpula directiva. Fue un duro golpe a los 80 centros propiedad del grupo y más que un contratiempo en los tratamientos de todos los pacientes. Los 7.000 empleados del grupo también ven peligrar sus trabajos.

Los franquiciados, sin embargo, han continuado trabajando con absoluta normalidad. Hace algunos meses, la gestión del Grupo Vitaldent, por designación judicial, se ha encomendado a la firma de servicios profesionales Deloitte que, a través del administrador judicial Senén Touza, vela por el buen funcionamiento de la empresa. A finales de octubre, el empresario Javier Botín se hizo con el control del 70% de las acciones de Vitaldent. Una entidad financiera británica adquirió el 25%, y entre antiguos directivos del grupo y varios propietarios de franquicias se han repartido el 5% restante.

 

CASO FUNNYDENT.

Según Óscar Castro, el pinchazo de la burbuja dental en España se debe a que “han surgido cadenas de clínicas gestionadas de un modo exclusivamente empresarial”. Se les ha ido de las manos hasta el punto de haber tenido que cerrar. Los implantes no se deben vender como se está haciendo, porque hay una diferencia abismal entre unos y otros. Además, decir implante es como decir coche: los hay de 6.000 euros y los hay de 600.000”, añade. El caso de Funnydent consiste en otro “modelo empresarial” con un desenlace de cierre por quie9 fundadas y gestionadas por Cristóbal López Vivar, un empresario del ocio nocturno, de la ruta del bakalao y de la construcción. Tras una primera inversión, su red de centros de salud dental creció como la espuma hasta alcanzar un valor cercano a los 8 millones de euros, y un volumen de pacientes en tratamiento superior a 3.000 personas. Entre sus campañas de marketing llegó a ofertar tratamientos gratuitos para funcionarios y sindicatos. Esto sucedió cuando ya varios de sus empleados no cobraban sus nóminas porque la empresa carecía de liquidez.

Tras un fracasado intento de vender la empresa por 6 millones de euros, Cristóbal López  Vivar cerró por sorpresa sus nueve centros Funnydent y declaró en quiebra la empresa societaria Éxito Dental 2012, desde la que gestionaba toda la actividad como administrador único. Los empleados se vieron en la calle de la noche a la mañana, y más de 2.000 pacientes, con sus tratamientos a medias. López VIVAR ingresó en prisión acusado de varios cargos, entre otros, estafar 8,8 millones de euros en tratamientos sin realizar y nóminas sin liquidar.

En la actualidad, todavía hay más de 2.000 pacientes afectados por el cierre de Funnydent. Muchos han constituido plataformas de afectados en Facebook.

CASO CEIO

Esta cadena de clínicas dentales opera en varias provincias españolas. Forma parte de una red de empresas dedicadas a la práctica odontológica propiedad de varios socios entre los que figura, al menos, un joven dentista de amplia formación y avanzados logros en técnicas de implantología dental: el Dr. RAMIRO Zaera Le Gal.

Hace algunos meses, el Consejo General de Dentistas solicitó a las clínicas Ceio (Centro de Implantología Oral Europeo) y a Telecinco la retirada inmediata de la publicidad que emitían: usaban testimonios de personajes famosos, como Jorge Javier Vázquez en su programa Sálvame, para anunciar sus servicios odontológicos.

En un comunicado, los dentistas afirmaron que esta práctica publicitaria de recurrir a famosos para incrementar las ventas vulnera el Real Decreto 1907/1996 de publicidad y promoción comercial de productos, actividades o servicios con pretendida finalidad sanitaria. Jorge Javier Vázquez anunciaba en su programa implantes a coste cero. Igualmente, en los últimos tiempos el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia (ICOEV) confirma que “constan denuncias de profesionales, que prefieren mantener su anonimato, en relación a la clínica Ceio de Valencia. Según se nos ha comunicado la atención a los pacientes no es adecuada y se prolonga preocupantemente en el tiempo debido a una gestión de personal no adecuada”. 

Fuente: www.cesadent.com / wwww.elpaís.com  / www.elnacional.cat / www.elespanol.com






 

 
 


BUSCAR EN EL SITIO:


Ediciones Anteriores

































  USO DEL LENGUAJE.
El refrán dental.
  USO DEL LENGUAJE.
El refrán dental.
  USO DEL LENGUAJE.
El refrán dental.
  EL USO DEL LENGUAJE
El refrán dental.
© Copyright 2008- Magazine Dental | info@magazinedental.com