-----Magazine Dental

 




15/06/2017
ODONTOLOGÍA EXITOSA.
¿Qué es el coaching odontológico?

El coaching es un método que consiste en acompañar, instruir y entrenar a una persona o a un grupo de ellas, con el objetivo de conseguir alguna meta o de desarrollar habilidades específicas. Se intenta ilustrar en esta nota en qué consiste el coaching odontológico, sus mecanismos y las herramientas que utiliza.

En odontología, el dentista constituye una importante parte del entorno emocional de un paciente, debido a la figura de autoridad que supone ante sus ojos. Es objeto de constante estudio la influencia del entorno emocional en la prevención y curación de enfermedades de todo tipo, en especial dentales. Por eso, existe un tema que toma cada vez más fuerza en el mundo dental: el coaching odontológico.

Con los lineamientos institucionales de algunas consultas y también por factores como la falta de tiempo, ocurre con frecuencia que el dentista desaprovecha la oportunidad de llevar a cabo una intervención emocional adecuada con el paciente, lo cual tiene repercusiones negativas en la actitud del paciente para con el tratamiento y el diagnóstico.

Importantes agremiaciones de odontólogos y profesionales de la salud en general, impulsan la necesidad de un nuevo modelo clínico dental más holístico y ha especificado que la educación médica graduada debe ser agrupada en las siguientes competencias: cuidado del paciente, conocimiento médico, aprendizaje basado en la práctica, destrezas interpersonales y de comunicación, profesionalismo y práctica basada la evidencia. 

En este artículo se intenta ampliar la comprensión de una intervención odontológica exitosa a nivel emocional en las clínicas dentales.

Por otro lado, según la educación actual en odontología poco tiene que ver con la gestión de personas. El odontólogo debe ser un líder que logre promover la acción de su equipo y saber gestionar el estrés tan presente en la profesión. 

Solo logrando ejercer un liderazgo emocionalmente inteligente, es posible alinear el grupo de trabajo con la visión de mejorar la salud bucal de las personas.

Las herramientas que debe utilizar el profesional para alcanzar buenos resultados están basados en herramientas de coaching, Programación neurolingüística (PNL) y la psicología positiva.

¿QUÉ ES EL COACHING ODONTOLÓGICO?

El coaching es un método que consiste en acompañar, instruir y entrenar a una persona o a un grupo de ellas, con el objetivo de conseguir alguna meta o de desarrollar habilidades específicas. 

Se trata de un método versátil en cuanto a su ámbito de actuación ya que puede ser usado a nivel empresarial, personal, educativo y salud. 

El trabajo del coach (líder o entrenador) consiste en articular preguntas interesantes, escuchar y empoderar a otros dentistas o hasta pacientes para desarrollar habilidades y actitudes que este ya posee pero necesitan ser redescubiertas.

Los fundamentos básicos de un buen coaching odontológico son la autoconciencia, la responsabilidad y el empoderamiento, elementos interpersonales de uso en una consulta odontológica. 

Al conocerse mejor y tomar mayor conciencia logra superar las barreras, miedos y bloqueos que alejan sus actividades de mayor disfrute (como sonreír) porque pasa a conocer sus fuentes de motivación, su potencial y sus áreas de crecimiento. Esto va a desembocar en un paciente más cuidadoso.

La especialidad del Coaching de salud está tomando protagonismo dentro de los consultorios, centros de salud y hospitales, como una herramienta que favorece la comunicación con los pacientes, el cumplimiento del tratamiento, la mejora en los indicadores de salud y la evolución a largo plazo. Algunas sociedades médicas promotoras del coaching de salud (como la American College of Sports Medicine) y administraciones de Salud en Estados Unidos, Inglaterra y Australia) admiten la sostenibilidad derivada de estos procesos, tanto en la consecución de objetivos de salud, como en su coste-efectividad y la evolución de ciertas enfermedades.

Durante las dos últimas décadas, el uso de herramientas de coaching en el plano de la salud, en especial de la odontología responsable, se revela como un eficaz puente de interacción entre el odontólogo y paciente, de manera que ambos pasan a abordar el diagnóstico y tratamiento conjuntamente. Así, el coaching odontológico favorece el enfoque colaborativo con el paciente.

PSICOLOGÍA POSITIVA.

El propósito de la psicología positiva es estudiar las bases de la felicidad y las fortalezas de las personas. A lo largo de los años, la psicología entró en los aspectos patológicos del ser humano como la depresión y el estrés, dejando al margen el estudio de aspectos más positivos como la risa, comodidad o la alegría. 

La gran importancia de la psicología positiva radica en que se trata de un campo que posibilita una calidad de vida mejor atenuando los trastornos en la salud mental resultantes de la enfermedad. 

La psicología positiva estudia cómo el espíritu de lucha influye en el curso de la patología constituye una solución contra la enfermedad. Para ello, tomamos la capacidad de establecer vínculos interpersonales, la comunicación entre ambos. 

En concreto se enfatiza en la importancia de diagnosticar no solo las enfermedades sino la buena salud (en los casos que corresponda), informar empáticamente y con autoridad de convencimiento, es decir, que básicamente tengamos credibilidad.

La psicología positiva en su contexto práctico pone especial acento en el desarrollo de la empatía. Ésta constituye uno de los fundamentos del vínculo odontológico, ya que su uso demuestra interés personal por el paciente al conocer sus características y entender sus necesidades. 

Además de dedicarle tiempo, el odontólogo debe escuchar y contestar preguntas usando un lenguaje comprensible. Esto significa personalizar al paciente. 

Esta actitud empática supone ponerse en lugar del otro sabiendo al mismo tiempo que no lo es. No se trata de identificarse con el paciente, sino tomar distancia para evaluar la situación.

El uso de la psicología positiva en la realidad odontológica se concreta además en la capacidad del dentista en reconocer las fortalezas personales del paciente en el transcurso de su enfermedad (autocontrol, autorregulación, perseverancia y diligencia) además de ensalzar cuando proceda la buena salud dental o los buenos hábitos de higiene y preventivos. 

En esta misma línea, el dentista debería de reconocer la consecución de los pequeños hitos en el transcurso del tratamiento bucal.

PROGRAMACIÓN NEUROLINGÜÍSTICA (PNL).

La Programación Neurolingüística (PNL) es un conjunto de métodos y técnicas que permiten conocer las estrategias internas inconscientes a partir de las cuales se desarrollan las emociones humanas. 

Los seres humanos filtramos la realidad para vivir una experiencia subjetiva de la misma. Así todos creamos un mapa interior del mundo que es diferente para cada persona y a través del cual entendemos nuestra vida y relaciones.

La PNL logra abordar de forma práctica, útil y eficaz la comprensión y cambio de la conducta humana. 

La PNL tiene 3 elementos principales. 

• Neuro se refiere a la neurología y cómo la mente y el cuerpo están unidos a través del sistema nervioso.

• Lingüística se refiere al lenguaje y cómo su uso como influencia y nos influencia. 

• Programación se refiere a las repetidas secuencias sobre pensamiento y comportamiento y cómo nuestros pensamientos pasan a tener consecuencias en nuestros actos.

Existen numerosas técnicas que podrían ser usadas en la profesión odontológica pero explicamos las tres que son una diferencia clave en la relación del dentista con el paciente.

RAPPORT. HERRAMIENTO BÁSICA DEL PNL.

El Rapport consiste en crear sintonía con la persona que se esté interactuando. Tiene como objetivo crear un ambiente confianza y cooperación mutua logrando así una escucha activa por parte de ambas partes. Un odontólogo establece ‘rapport’ al ejercer la habilidad de colocarse en el lugar de su paciente, entendiéndolo, escuchándolo y viéndolo desde “su lugar”. Por eso es muy importante que le observe siendo sutil y flexible y observando su postura corporal. Cuando se establece el rapport una comunicación mucho más eficaz acontece en la relación Odontólogo – Paciente.

Aquí enfatiza la importancia de considerar el estado emocional del paciente promoviendo una comunicación abierta acerca de la fobia. Además, subraya que hasta el 80% de los pacientes prefieren el contacto de manos del dentista.

El dentista debe ser consciente que para poder llevar a cabo las acciones del Coaching Odontológico necesita de los demás y en ese sentido debe desarrollar relaciones personales que respalden el cambio.

Además, es importante convocar reuniones periódicas con su equipo dental de forma individual y colectiva con el objeto de fortalecer la visión, misión y valores de la clínica o consulta. En tales reuniones debe dar feedback acerca del desempeño organizacional subrayando tanto las fortalezas como las áreas de mejora del grupo. 

El odontólogo líder debe a su vez ser capaz de escuchar aquellas críticas desde la asertividad* y la humildad consiguiendo aclarar expectativas y validar los compromisos adquiridos.

Un dentista líder tiene tanto a su paciente como a su equipo en el centro de su actividad, es capaz de delegar eficazmente. Además y en un sentido más de gestión, debería conseguir que sus colaboradores trabajen en su círculo de influencia centrándose en los asuntos que son importantes pero no urgentes que son los que a medio plazo aportan valor en el servicio al paciente.

La experiencia dice que los perfiles técnicos (como el odontólogo) tienden a usar un estilo de liderazgo timonel y que un estilo con mayor grado de delegación y confianza en un equipo (como el administrador, visionario y Coaching Odontológico) es complejo de lograr. En estos casos puede ser recomendable un profesional para lograr realizar esta travesía con solvencia y éxito. 

Hay que identificar el estilo de odontólogo que está al mando de la clínica para buscar el desarrollo de estas actitudes o definitivamente delegar un gerente corporativo o administrador, según el tamaño de tu consulta.

Siguiendo estos lineamientos se puede obtener una mayor visibilidad en gestión y fidelización de los pacientes. 

* La asertividad es un modelo de relación interpersonal que consiste en conocer los propios derechos y defenderlos, respetando a los demás; tiene como premisa fundamental que toda persona posee derechos básicos o derechos asertivos.






 

 
 


BUSCAR EN EL SITIO:


Ediciones Anteriores





























  USO DEL LENGUAJE.
El refrán dental.
  USO DEL LENGUAJE.
El refrán dental.
  USO DEL LENGUAJE.
El refrán dental.
  EL USO DEL LENGUAJE
El refrán dental.
© Copyright 2008- Magazine Dental | info@magazinedental.com