-----Magazine Dental

 




15/03/2018
UNIVERSIDAD DE WÜRZBURG: ALEMANIA.
El chicle que reemplaza al dentista.

Desarrollan un test rápido en goma de mascar para diagnosticar en casa la inflamación de las encías.

A simple vista parece una golosina, pero basta con introducirlo en la boca para saber que ese chicle es mucho más que eso. Al masticarlo, un sabor amargo se convierte en la señal de alerta de que las encías no están en buen estado y es necesario acudir al dentista. Es el primer test casero que permite diagnosticar con rapidez gingivitis o enfermedades periimplantarias.

La idea para su desarrollo surgió de una compañía farmacéutica asociada con la Universidad de Würzburg, en Bavaria (Alemania). Sus investigadores publicaron el avance en la revista Nature Communications. El equipo de Lorenz Meinel desarrolló un biosensor que se activa al entrar en contacto con la saliva. Si sabe amargo, el diagnóstico es positivo; si la boca está sana, el sabor del chicle sigue siendo agradable. El biosensor libera la sustancia amarga al entrar en contacto con unas enzimas que sola abundan en la boca cuando existe enfermedad periimplantaria. El diagnóstico llega en 5 minutos.

«Cualquier persona, en cualquier lugar y a cualquier momento» puede utilizarlo, diceMeinel. El producto se probó con éxito en voluntarios, pero aún debe probarse en un ensayo clínico más amplio que comenzará en Rimini, Italia, pero no se podrá comercializar antes de 2 ó 3 años.

Los objetivos del chicle diagnóstico son: detectar precozmente trastornos bucales vinculados a la periodontitis, que desemboca en pérdida de piezas dentales y problemas de salud más allá de la boca; y verificar el estado de las encías ante la colocación de implantes, ya que el mal estado de las encías puede hacer fracasar el implante o acortar su tiempo de vida media. 






 

 
 


BUSCAR EN EL SITIO:


Ediciones Anteriores



































  USO DEL LENGUAJE.
El refrán dental.
  USO DEL LENGUAJE.
El refrán dental.
  USO DEL LENGUAJE.
El refrán dental.
  EL USO DEL LENGUAJE
El refrán dental.
© Copyright 2008- Magazine Dental | info@magazinedental.com