-----Magazine Dental

 




15/03/2018
UNIVERSIDAD DE PENNSYLVANIA (EE.UU.).
Nuevo material dental resiste la placa y además mata microbios.

Los investigadores han evaluado un nuevo material dental unido a un compuesto antimicrobiano que no solo puede matar bacterias sino también resistir el crecimiento de biopelículas. Además, a diferencia de algunos materiales infundidos con medicamentos, es eficaz con una toxicidad mínima para el tejido circundante, ya que contiene una dosis baja del agente antimicrobiano que mata solo a las bacterias que entran en contacto con él.

Las biopelículas compuestas de Streptococcus mutans, una causa común de caries dental, fueron mucho más fáciles de eliminar cuando se cultivaron en un material dental recientemente desarrollado que tiene un agente antimicrobiano dentro de él, en comparación con un material de control.

En un nuevo estudio, investigadores de la Escuela de Medicina Dental de Penn de la Universidad de Pennsylvania evaluaron un nuevo material dental unido a un compuesto antimicrobiano que no solo puede matar bacterias, sino que también puede resistir el crecimiento de las biopelículas. Además, a diferencia de algunos materiales infundidos con medicamentos, es eficaz con una toxicidad mínima para el tejido circundante, ya que contiene una dosis baja del agente antimicrobiano que mata solo a las bacterias que entran en contacto con él.

“Los biomateriales dentales como estos, deben alcanzar dos objetivos: primero, deben eliminar los microbios patógenos de manera efectiva y, en segundo lugar, deben resistir el estrés mecánico severo, como ocurre cuando mordemos y masticamos. Muchos productos necesitan grandes cantidades de agentes antimicrobianos para maximizar la eficacia de la matanza, lo que puede debilitar las propiedades mecánicas y ser tóxico para los tejidos, pero demostramos que este material tiene excelentes propiedades mecánicas y antibiofilm de larga duración, actividades sin citotoxicidad “, dijo Geelsu Hwang, profesor asistente de investigación en la Escuela de Medicina Dental de Penn.

El material recientemente desarrollado está compuesto de una resina incrustada con el agente antibacteriano imidazolio. A diferencia de algunos biomateriales tradicionales, que liberan lentamente un fármaco, este material no es lixiviable, por lo que solo destruye los microbios que lo tocan. “Esto puede reducir la probabilidad de resistencia a los antimicrobianos”, dijo Hwang.

Sus resultados demostraron que es eficaz para matar células bacterianas al contacto, lo que afecta gravemente la capacidad de las biopelículas para crecer en su superficie. Solo cantidades insignificantes de matriz de biofilm, el pegamento que contiene racimos de bacterias juntas, pudieron acumularse en el material experimental, en contraste con un material compuesto de control, que mostró una acumulación constante de matriz de biofilm adhesiva a lo largo del tiempo.

Luego, el equipo evaluó cuánta fuerza de corte se requería para eliminar la biopelícula en el material experimental. Mientras que la fuerza más pequeña eliminaba casi toda la biopelícula del material experimental, incluso una fuerza 4 veces más fuerte era incapaz de eliminar la biopelícula del material compuesto de control. 

“La fuerza equivalente a tomar un vaso de agua podría eliminar fácilmente la biopelícula de este material”, dijo Hwang, quien tiene experiencia en ingeniería, y vive con satisfacción la oportunidad de aplicar su experiencia única a los problemas en el campo dental. Espera nuevas chances para desarrollar productos innovadores que preserven y restauren la salud oral.

El estudio se publicó en la revista ACS Applied Materials and Interfaces, además de HWang, participaron, el Prof. Hyun Koo de la Penn; y Bernard Koltisko y Xiaoming Jin de Dentsply Sirona, empresa dental que financió la investigación. 






 

 
 


BUSCAR EN EL SITIO:


Ediciones Anteriores



































  USO DEL LENGUAJE.
El refrán dental.
  USO DEL LENGUAJE.
El refrán dental.
  USO DEL LENGUAJE.
El refrán dental.
  EL USO DEL LENGUAJE
El refrán dental.
© Copyright 2008- Magazine Dental | info@magazinedental.com