-----Magazine Dental

 




15/12/2018
VIDEOS TUTORIALES DE YOUTUBE.
Hágalo usted mismo... y arruínese la salud!

Circulan desde hace tiempo, y cada vez hay más, videos tutoriales en las redes sociales (generalmente a niños y adolescentes) cómo elaborar de forma casera brackets falsos con materiales al alcance de cualquiera y, luego, cómo colocarlos en la boca.

La mayoría de los tutoriales que pueden encontrarse en internet, especialmente en Youtube, pretenden develar trucos y secretos para realizar algunas actividades o hazañas, dando la idea de que cualquier persona puede tener éxito siguiendo los a rajatabla estos consejos.

Hasta aquí nada muy novedoso ni a prueba de ingenuos. El inconveniente es que en las redes sociales muchos adolescentes comparten vídeos, y entre ellos pueden encontrarse numerosos  en los que se fabrican sus falsos ‘brackets’ con materiales tan poco recomendables como clips sujetapapeles, pegamento extrafuerte y gomas para el pelo.

Muy lejos de intentar mejorar su dentadura, los adolescentes que se fabrican su propios aparatos de ortodoncia lo hacen con la intención de aparentar más estatus social del que tienen, es sabido que se trata de elementos y tratamientos caros que no cualquiera puede costearse. Esta mala práctica viene dándose de manera marcada en países del Sudeste Asiático y en Latinoamérica, lugares en donde las desigualdades sociales están muy presentes. 

En algunos casos, también el lucir brackets añade un costado freak o raro, estética que algunos adolescentes explotan y potencian con el añadido de cortes de pelo, vestimenta, tatuajes, piercings o cualquier otro elemento llamativo que les garantice un toque exótico, distintivo y personal, aunque eso les cueste el rechazo en algunos ámbitos, sobre todo en el mundo adulto, ya que allí juega además la rebeldía propia de la edad.

Pero, si hasta aquí sólo llegaran las cosas no valdría la pena esta nota, lo realmente grave es que los brackets falsos pueden conllevar a serios problemas de caries, encías (gingivitis y periodontits),  pérdidas dentales y, aunque parezca exagerado, hasta la muerte. Esto último informó el ministerio de salud de Tailandia en 2013, al dar a conocer el fallecimiento de dos jóvenes que utilizaban los brackets que ellos mismos habían elaborado. Al parecer, los brackets de imitación suelen contener plomo, sustancia tóxica que además de teñir de verde los dientes, ser perjudicial para la salud en general, hasta puede llevar a la muerte.

Por último, entre despropósitos que incluye esta práctica, cabe señalar que los profesionales adhieren los brackets con un pegamento especial, pero los jóvenes utilizan adhesivos industriales o de tipo comercial, que pueden provocar quemaduras y lesiones en la boca. Además, cuando el aparato se desprende del diente, se lleva  consigo varias capas de esmalte; así el diente se debilita y es más propenso a la sensibilidad dental y a la caries.

Por supuesto, ni hablar de las tensiones y los movimientos sin planificación, ni razonabilidad, ni justificación, generados en la dentadura de que son responsables unas cuentas plásticas adheridas a los dientes entrelazadas con alambres o gomas. La libertad (relativa) de las redes sociales permite estas tonterías.






 

 
 


BUSCAR EN EL SITIO:


Ediciones Anteriores





































  USO DEL LENGUAJE.
El refrán dental.
  USO DEL LENGUAJE.
El refrán dental.
  USO DEL LENGUAJE.
El refrán dental.
  EL USO DEL LENGUAJE
El refrán dental.
© Copyright 2008- Magazine Dental | info@magazinedental.com