-----Magazine Dental

 




16/09/2019
UNIVERSIDAD DE HARVARD.
IG Nobel: los premios innobles de la ciencia.

Los premios Ig Nobel son una parodia de los renombrados premios de la Academia Sueca que existen desde 1991. recientemente, este año galardonaron una vez más trabajos científicos que resultan inusitados. Muchos investigadores consideran estos premios como una distinción que no quisieran recibir nunca. A pesar de su tono humorístico detrás del premio, siempre hay ciencia. entre los galardonados esta edición, hay un investigador vinculado a la odontología.

Los Premios IgNobel son una parodia estadounidense del Premio Nobel y se entregan cada año a principios de octubre por los logros de diez grupos de científicos que ”primero hacen reír a la gente, y luego la hacen pensar”. Organizado por la revista de humor científico Annals of Improbable Research (AIR), que son presentadas por un grupo que incluye a auténticos Premios Nobel, en una ceremonia en el Sanders Theatre, de la Universidad de Harvard. Según sus organizadores, ”los premios pretenden celebrar lo inusual, honrar lo imaginativo y estimular el interés de todos por la ciencia, la medicina, y la tecnología”.

El nombre es un juego con la palabra en inglés ignoble, que en castellano es “innoble” Con los años, los organizadores dieron muchas explicaciones satíricas sobre el origen del nombre de los premios, incluyendo la afirmación de que Ig Nobel se llamaba el hombre que inventó la «Soda Pop».

Marc Abrahams, editor de la revista AIr, abrió la ceremonia ante una sala repleta. La premiación se inició como en otras ediciones con lluvias de aviones de papel volando por la sala hacia el escenario, la presencia de invitados con cómicos disfraces y un clima de  carcajadas.

El premioo de Química lo recibió Shiguri Watanabe, un científico japonés, profesor de Odontología Pediátrica de la Universidad de Meikai, que midió la cantidad de saliva diaria que producían niños de 5 años. 

En su trabajo, publicado en 1995, midió la salivación de un grupo de pequeños, antes y después de comer, con el objetivo de relacionar los resultados al cuidado de la dentición infantil. Sus hijos, que habían sido parte del estudio 35 años atrás, lo acompañaron a la ceremonia y el premio lo recibió de manos del Nobel de Fisiología y Medicina (1993) Richard J. Roberts.

Es una tradición que verdaderos ganadores del Nobel participen en la premiación y entreguen los galardones. En este evento, estaban presentes además de Richard Robert, Eric Maskin (Economía, 2007) y Jerome Friedman (Física, 1990).

Dos holandeses, padre e hijo Voss, junto a Habip Gedik de Turquía, recibieron el de Economía porque descubrieron cuál es el país cuyo papel moneda transmite más bacterias peligrosas. En su trabajo de 2013 evaluaron la presencia de Staphylococcus aureus, Escherichia coli y Enterococcus (todos microbios resistentes a antibióticos) en euros, en dólares estadounidenses y canadienses, en kunas croatas, en leu rumanos, en dirham marrocanos y en rupias de indias.

Según sus conclusiones, factores como los niveles de higiene de la comunidad, el comportamiento de las personas y las tasas de resistencia a los antimicrobianos a nivel comunitario influyen en la transmisión de microorganismos resistentes, sin descartar que el tipo de papel billete utilizado pueda ser una variable adicional. La moneda “ganadora” fue el leu rumano.

Iman Farahbakhsh inventó un aparato para cambiar pañales y lo patentó en EE.UU. en 2018. El aspecto del invento, a medio camino entre una lavadora y una máquina medieval de tortura, no promete grandes éxitos comerciales, ya que el aparato requiere introducir al bebé dentro de un cubículo con las piernitas atadas. Farahbakhsh es profesor en la Universidad de Tecnología Amirkabir (Irán), experto en mecánica de fluidos y recibió el premio en el rubro Ingeniería.

A investigadores de la Universidad de Toulouse, Francia,  se les ocurrió medir la a temperatura del escroto. Roger Mieusset y Bourras Bengoudifa publicaron en Human Reproduction en 2007, una serie de estudios propios y de otros laboratorios sobre los cambios de la temperatura escrotal como una causa posible de infertilidad masculina. El estudio lo realizaron en carteros y el resultado de la prueba fue que los hombres vestidos tenían mayor temperatura en el escroto izquierdo en comparación con los desnudos. Esta asimetría mereció el IgNobel de anatomía.

“Io, orgoglioso del mio Nobel stravagante”, dijo Silvano Gallus al recibir junto a varios científicos italianos el premio de medicina. El grupo dedicó varios años y estudios a analizar la influencia del consumo de pizza en distintos tipos de cáncer. De hecho se estima, por otros trabajos, que una dieta mediterránea saludable y tradicional podría prevenir entre un 10% y un 25% por ciento varias neoplasias comunes en los países occidentales desarrollados. En este estudio, la pizza parece proteger contra la enfermedad, siempre que sea elaborada e ingerida en Italia. Si la asociación es real, extraer conclusiones sobre componentes específicos de la pizza, nutrientes o micronutrientes, sigue siendo difícil, porque la pizza puede representar un indicador específico de la dieta italiana. De allí que no se justifica la extensión de su efecto favorable sobre el riesgo de contraer cáncer a otros tipos de dietas y poblaciones no italianas.

El premio en la categoría Biología se lo llevó un equipo que descubrió que las cucarachas muertas magnetizadas se comportan de modo diferente a las cucarachas vivas magnetizadas. El hallazgo de Rainer Dumke y su colega Tomasz Paterek, ambos de la Universidad Tecnológica de Nanyang, Singapur, se publicó en Scientific Reports (2018) y parece ser muy interesante para su campo, ya que, en el sistema que ellos desarrollan, se pueden estudiar muchos aspectos desconocidos de la función magnética de los tejidos animales.

En Física, los ganadores fueron Patricia Yang, M. Chan, S. Carver y David Hu, que estudiaron por qué los wombats defecan heces cúbicas. Este animal australiano, una especie de marsupial, parece tener gran elasticidad y flexibilidad en la pared intestinal. Para sorpresa, es la segunda vez que estos investigadores ganan este premio. La anterior, por evaluar los principios biológicos por los que todos los animales vacían la vejiga en 21 segundos.

El premio de los ig nobel son  miles de millones de dólares zimbabuenses, una moneda fuera de circulación.

En esta edición no hubo ningún ganador argentino, aunque en 2007 lo hubo, Diego Golombek, biólogo y comunicador, profesor e investigador del Conicet, lo ganó por su estudio sobre el uso del Viagra para contrarrestar los efectos del jetlag en roedores.

La entrega de premios se cierra tradicionalmente con las palabras: “Si no has ganado un premio –y especialmente si lo has hecho–, ¡mejor suerte el año próximo!”. 

Fuente: www.lavoz.com.ar / www.wikipedia.org






 

 
 


BUSCAR EN EL SITIO:


Ediciones Anteriores





































  USO DEL LENGUAJE.
El refrán dental.
  USO DEL LENGUAJE.
El refrán dental.
  USO DEL LENGUAJE.
El refrán dental.
  EL USO DEL LENGUAJE
El refrán dental.
© Copyright 2008- Magazine Dental | info@magazinedental.com