-----Magazine Dental

 




15/04/2022
CÁMARAS OCULTAS EN CANADÁ
LOS PELIGROS DE USAR ALINEADORES DENTALES QUE SE VENDEN EN INTERNET

Esta aparatología ortodóntica tan en boga en los últimos años, se comercializa desde hace un tiempo también a precios más bajos, pero sin cumplir las indispensables y obligatorias condiciones de calidad, control y salud. una investigación del programa de tv canadiense marketplace muestra las irregularidades de una empresa de alineadores.

Debería estar completamente claro para la población que para cualquier tratamiento odontológico, inclusive los vinculados con la estética, no debería recurrirse al uso de remedios caseros, productos o tratamientos milagrosos recomendados en su mayoría en páginas de internet, pero el público siempre se renueva.  

Los alineadores dentales transparentes, férulas hechas a la medida exacta de la boca y los dientes de cada paciente, sirven para mejorar la estética dental de una persona. Por esa razón debe confeccionarlas un profesional luego de realizar un modelo de la boca del paciente. Sin embargo, estas piezas (casi) invisibles se ofrecen en internet a menor costo del de lo habitual en el mercado.. 

El problema de la mecánica de los alineadores que se comercializan en internet es que no cuentan con seguimiento personal por parte de un profesional de la salud y aquí empiezan a sonar las alertas.

Distintas entidades de profesionales de la odontología señalan que revisiones ineficientes o directamente inexistentes, podrían acarrear riesgos inminentes a nivel, tanto funcional como oclusal. Afectar funciones importantes como el habla, la masticación, la respiración y la deglución.

A las complicaciones mencionadas se pueden sumar otras tales como irritación en los tejidos blandos de mejillas, labios o lengua debido al roce continuo de este tipo de aparatología dental cuando está mal confeccionada; aparición de llagas o dolores dientes afectados. Si se afecta el equilibrio en la oclusión, con el tiempo los dientes se irán desgastando por mal contacto entre ellos. Algunos agregan que podría haber retracción de las encías, verse afectada la movilidad dentaria, generarse reabsorción de las raíces de las piezas dentales y hasta la pérdida de dientes. 

En resumen, las asociaciones odontológicas remarcan hasta una cincuentena de  riesgos a los que se podría enfrentar un paciente con un tratamiento a distancia, sin ser personalizado y sin controles.


Foto: Guilherme Ariga GUI WOOK en Pixabay

TRATAMIENTO ORTODÓNTICO

Cuando un odontólogo decide aplicar este tipo de tratamiento estético es porque previamente realizó un examen, que generalmente incluye radiografías. 

Se realizará una impresión dental y se confeccionará el aparato dental gracias un escaneado previo del molde. El profesional hará recomendaciones sobre el uso, limpieza y mantenimiento, y en caso de ser necesario, podrá hacer ajustes posteriores en el medio terapéutico. En el caso de los alineadores, para lograr una perfecta alineación, las férulas deben ser reemplazadas periódicamente.

Beneficios de los alineadores estéticos

El paciente que conozca el sistema de alineadores, puede elegirlo entre otros sistemas por su comodidad, ya que pueden quitarse al comer y al higienizar la boca. Para algunos pacientes que no quieren ver afectada su apariencia, son elementos que pasan mucho más desapercibidos que otros sistemas ortodóncicos. Pero está claro que su recomendación no es una decisión del paciente.



LA MECÁNICA ONLINE Y EL ESCÁNADALO CANADIENSE

Hasta aquí mencionamos lo que debería ser y ahora detallamos lo que sucede en algunos casos. 

El tratamiento se ofrece como una solución en pocos pasos. El paciente recibe un kit de impresión que incluye elementos para que se realice por sus propios medios una impresión de su boca. Para instruirlo en esta tarea, pueden enviarle además un instructivo o invitarlo a consultar un video en la red. El paciente envía la impresión dental a la empresa, la cual realiza un escaneado sobre el molde, se confecciona el alineador y se lo remite al paciente.

Aquí aparece Marketplace, que es el único programa de investigación para consumidores de Canadá y que se transmite en CBC Television desde 1972. El programa es una revista de noticias de defensa del consumidor que realiza informes de investigación sobre temas como pruebas de productos, salud y seguridad, prácticas comerciales fraudulentas y también pone a prueba las promesas del gobierno y la industria.

Al arranque de la pandemia, principios de 2020, Marketplace envió a cuatro evaluadores con cámaras ocultas a cuatro ubicaciones diferentes de SmileDirectClub, llamadas SmileShops, en el área metropolitana de Toronto para obtener más información sobre cómo se vendía el producto a los consumidores, revisar las prácticas de ventas y verificar la posible experiencia del paciente.

SmileDirectClub es una empresa oriunda de Estados Unidos, que aún más en la pandemia, cuando la gente debía aislarse en sus casas, ofrecían sus productos ortodóncicos con el slogan «esta pandemia no nos detiene y a vos tampoco», prometiendo la forma más rápida (4 a 6 meses) y económica de alinear los dientes. El tratamiento tiene un precio en un pago que ronda los u$s 2.800, reintegro de cerca de u$s 20 dólares cuando la empresa recibe la impresión dental y ofrece además, el pago en cuotas.

La compañía justifica el precio bajo (para el mercado estadounidense, parecido en el mercado canadiense), porque el cliente no paga visitas mensuales a un ortodoncista, como lo haría con otras empresas o sistemas ortodóncicos. Además, defiende la práctica distancia alegando que los pacientes envían fotos de sus dientes a SmileDirectClub cada 90 días para que un odontólogo realice un control digitalmente.

Aquí surgen las controversias, porque los ortodoncistas afirman que ese examen no es suficiente y reviste peligro, porque no está supervisado físicamente por un profesional. Por otra parte, en muchos países está prohibida la venta por correo de productos médicos, y se está vulnerando otra norma.

Makertplace consultó a pacientes que se quejaron por problemas en sus tratamientos, pero tuvieron miedo de hablar oficialmente por haber firmado acuerdos de confidencialidad o por sufrir acciones legales de parte de SmileDirectClub, ya que la empresa presentó demandas contra asociaciones dentales en Manitoba, California, Georgia y Alabama.

Esta situación motivó a Marketplace a encarar las cámaras ocultas. En este tipo de «empresas globalizadas» que apelan a la venta de productos online, además sucede que el personal de atención al cliente, el que escanea, el que elabora el alineador y hasta los odontólogos digitales son de estados o hasta de países distintos, donde las legislaciones no concuerdan con el estado o el país del consumidor.  Es probable que esto acontezca por los trabajadores que intervienen en los procesos tienen salarios más bajos y menor cantidad de derechos laborales en esos territorios.

El peor escenario, y no sería raro que ocurra, es que tanto la elaboración del producto dental, como el control a distancia, estén a cargo de profesionales de la salud.

Luego de las cámaras ocultas, SmileDirectClub informó al programa de TV que ante ciertas patologías dentarias los pacientes son rechazados, sea porque el alineador dental no puede corregirlas y puede complicarlas. 

Como agravante, entre los cuatro evaluadores de Marketplace, dos de ellos fueron correctamente diagnosticados por la empresa dental, según informaron al programa de TV. Sin embargo, pese a padecer patologías que no habilitaban el uso de la técnica, no fueron excluidos del tratamiento.



Michael Anthony Johnson el predicador que vio afectada su salud oral por el mal uso de alineadores - Foto: Jenny Cowley

MÁS OPINIONES Y REPERCUSIONES

Siendo integrantes de entidades odontológicas los profesionales consultados por diversos medios, la mayoría destacó inconsistencias, ilegalidades y riesgos de este tipo de prácticas, sin emgargo, el director de la Asociación Estadounidense de Teleodontología, tras revisar los planes que ofrece SmileDirectClub, los consideró aceptables y estéticamente eficientes.

Por su parte, en Canadá, luego de los ecos de la investigación periodística, SmileDirectClub publicó una lista de cambios en la “experiencia del cliente” a través de su área legal. Esos cambios incluyeron aumentar la capacitación de SmileShop, ajustar el formulario de consentimiento e historial para que los clientes comprendan la necesidad de visitar a un dentista 6 meses antes de comenzar el tratamiento. Además, ahora proporcionará a los clientes el nombre y la información de contacto de su médico tratante tan pronto como estén aprobado para el tratamiento.

Treas la comunicación, MarketPlace intentó corroborar el alcance de estas medidas. Si bien SmileDirectClub dice tener 250 ortodoncistas o dentistas autorizados afiliados en todo el mundo, por otra parte sigue diciendo a los clientes que consulten a su equipo dental a través del servicio de atención al cliente. Esta cantidad de profesionales parece escasa con el millón de pacientes que dicen tener entre sus filas de socios del club. 

Al intentar averiguar los pacientes cuál es profesional asignado para una consulta presencial inminente, es muy difícil obtener una respuesta por parte de la empresa y hasta acceder a los datos del odontólogo. 

En muchos casos, tal como le sucedió al predicador y cantante de gospel Michael Johnson, su odontólogo está en otro estado.

JOHNSON tuvo severos problemas con sus alineadores dentales: sufrió la fractura de un diente y la pérdida de otros. Tras los sucesivos reclamos a la empresa, jamás le aconsejaron abandonar el tratamiento, pese a haber comprobado en los primeros escaneados un diente partido y numerosas caries. 

Cuando Johnson quiso asistir a su dentista asignado, descubrió que estaba ubicado a 3.200 kilómetros de su casa en Dallas (Texas). Lo que significa que el dentista asignado no tiene licencia para practicar en el estado de Texas, donde vive Johnson, porque está habilitado para hacerlo en Clackamas, estado de Oregon, donde tiene su consultorio.

El modus operandi y los inconvenientes que genera esta práctica en países del norte de América, también se suscitó con empresas de similar condición, en países europeos como España. En ese país la regulación vigente impidió a FrankSmile la práctica «hágalo usted mismo» que incluye el envío de muestras y productos médicos, así que decidieron abrir locales para diseñar los alineadores, pero sin hacer seguimiento en persona del tratamiento. 

EN ARGENTINA

Aquí sigue creciendo la técnica, y desde hace un tiempo se pueden ver avisos que ofrecen alineadores y placas antibruxismo en MercadoLibre. La mayoría dice no realizar envíos, efectuar la consulta en persona y hacer la entrega y colocación en forma presencial. Pero muchas veces, del dicho al hecho hay un largo trecho. 

Fuente: www.cbcnews.ca / www.canarias7.es/





 

 
 


BUSCAR EN EL SITIO:


Ediciones Anteriores



































  USO DEL LENGUAJE.
El refrán dental.
  USO DEL LENGUAJE.
El refrán dental.
  USO DEL LENGUAJE.
El refrán dental.
  EL USO DEL LENGUAJE
El refrán dental.
© Copyright 2008- Magazine Dental | info@magazinedental.com