-----Magazine Dental

 

REVISTA #29



15/03/2014
Universidad Nacional de Córdoba (UNC).
Detectan VPH en lesiones bucales de pacientes odontológicos cordobeses.

El hallazgo fue realizado en el marco de un estudio sin antecedentes en Sudamérica, impulsado por un grupo científico interdisciplinario de la UNC.

Investigadores del Instituto de Virología de la Facultad de Ciencias Médicas y de la Facultad de Odontología de la universidad nacional de córdoba (UNC) detectaron el virus del Papiloma Humano (HPV) en pequeñas lastimaduras de la boca de pacientes odontológicos cordobeses.

El hallazgo representa un avance significativo en materia sanitaria, ya que hasta el presente ese agente biológico ha estado mayormente asociado a infecciones del área genital y es considerado, en el caso de las mujeres, un factor necesario para el desarrollo del cáncer de cuello uterino.

El estudio, publicado en octubre de 2013 en el Journal of Microbiology Research, buscó determinar la frecuencia con que se presentaba el HPV en laceraciones bucales, discriminar los genotipos (variantes del virus) en circulación y establecer su correlación con otros factores de riesgo para la salud.

Para ello se obtuvieron muestras de 84 pacientes diagnosticados y tratados en la Facultad de Odontología de la UNC entre marzo y diciembre de 2012. Esos materiales biológicos fueron analizados con un método de biología molecular denominado Reacción en cadena de la Polimerasa o PCR. Esta técnica permitió identificar al HPV a través de su código genético (ADN).

El virus del Papiloma Humano fue encontrado en el 88,89% de las lesiones bucales benignas; en el 41,38% de las excoriaciones potencialmente malignas y en el 56,52% de las neoplasias (tumores). Los genotipos más prevalentes fueron el 16 (considerado de alto riesgo oncológico) y el 6 (asociado a la generación de verrugas genitales). Entre ambas variantes alcanzaron el 55% de todos los casos estudiados.

¿Cómo llega el HPV allí? La hipótesis de los investigadores apunta a las relaciones de sexo oral. El virus se transmite sólo por contacto físico y las mucosas genitales y orales son muy similares histológicamente. Sólo se necesita una mucosa infectada y otra con microabrasiones en el tejido (pequeñas discontinuidades) para que se produzca el contagio.

El interés por indagar la existencia de HPV en heridas bucales surgió por la carencia de estudios sobre la temática tanto en Argentina como en el resto de Sudamérica. Las únicas experiencias similares están registradas en España y Estados Unidos. “Profesores de la cátedra Estomatología y Anatomía Patológica de la Facultad de Odontología observaban lesiones en la boca de sus pacientes que eran semejantes a las que nosotros veíamos en los genitales”, recuerda Cecilia Cuffini, responsable del Laboratorio de Chlamydias y virus Papiloma humano, en el Instituto de Virología “Dr. J. M. Vanella” de la UNC.

Los resultados obtenidos tienen un fuerte impacto en la labor diaria de los odontólogos, especialmente en el caso de las excoriaciones potencialmente malignas. Saber si éstas están infectadas con HPV y, en caso positivo, con qué genotipo, es determinante en la decisión del tratamiento que se impartirá al paciente. El especialista podría optar por realizar controles con mayor asiduidad o bien proceder a la extirpación de la lesión para evitar futuras evoluciones hacia cuadros neoplásicos.

El trabajo también indagó el impacto del consumo de drogas legales. Los resultados muestran que las personas que fuman tabaco o beben alcohol son 3 veces más propensas a desarrollar infecciones por HPV. 

Los investigadores sostienen que probablemente los HPV de alto riesgo por sí mismos no incrementan significativamente el riesgo de desarrollar neoplasias en la cavidad oral, pero cuando se asocia al tabaco y al alcohol, el virus empieza a jugar un rol importante en ese proceso cancerígeno.

El trabajo incluyó 9 pacientes con lesiones benignas, 29 con potencialmente malignas, 16 con neoplasias y 30 pacientes sanos que funcionaron como de control. 

Los genotipos del virus del Papiloma Humano pueden ser cutáneos, mucosos o mucocutáneos. Los primeros generan verrugas o sobrecrecimiento de la piel que en la mayoría de los casos son benignos. Los segundos desencadenan infecciones en las regiones del cuerpo donde encuentren un medio apropiado, por ejemplo, la mucosa genital femenina del cuello uterino. “Allí constantemente están dividiéndose células para cubrir el cuello externo y el útero, que se descama todos los meses. El canal endocervical es el lugar óptimo donde el virus infecta y se replica”, explica Cecilia Cuffini.

Existe más de un centenar de variantes (genotipos) de HPV, de los cuales aproximadamente 40 afectan la región ano-genital. Se transmiten por el simple contacto íntimo durante relaciones sexuales, pero por lo general las infecciones son transitorias, ya que el sistema inmunológico tiene la capacidad suficiente para erradicar el virus. 

Fuente: www.hoylauniversidad.unc.edu.ar / www.dicyt.com.ar







 

 
 






































  USO DEL LENGUAJE.
El refrán dental.
  USO DEL LENGUAJE.
El refrán dental.
  USO DEL LENGUAJE.
El refrán dental.
  EL USO DEL LENGUAJE
El refrán dental.
© Copyright 2008- Magazine Dental | info@magazinedental.com